Las Drogas más comunes y sus efectos

Las Drogas más comunes y sus efectos

Acerca de las Drogas Las drogas más comunes a detectar son: Cocaína, Marihuana y Anfetaminas. A continuación algunas de las drogas más comunes, sus efectos y riesgos. Anfetaminas / Metanfetaminas Las Anfetaminas y Metanfetaminas son estimulantes que aceleran las funciones del cerebro y del cuerpo. Los fármacos vienen en pastillas, polvo o cristales en roca llamados hielo. Las pastillas para dietas de venta bajo receta también están incluidas en esta categoría. Nombres comunes: Speed, anfetas, pastillas, meth. Consumo: Las anfetaminas y metanfetaminas se tragan, inhalan, fuman, o inyectan. Efectos y Riesgos: Tanto si se tragan como si se inhalan por nariz, estas drogas tienen un efecto rápido, haciéndote sentir más poderoso, alerta y energético. Las inyecciones crean un placer breve e intenso. Estas drogas aumentan la frecuencia cardiaca, la respiración y la presión arterial y también pueden provocar sudoración, temblores, dolores de cabeza, insomnio y visión borrosa. El uso prolongado puede causar alucinaciones y paranoia intensa. Adicción: Las anfetaminas y metanfetaminas crean una fuerte adicción psicológica. Los consumidores que dejan de usarlas informan que experimentan diversos problemas de estados de ánimo como agresión y ansiedad y ansias por tomar las drogas. Éxtasis Esta es una de las más recientes drogas de moda creadas ilegalmente por químicos clandestinos. Tiene el aspecto de polvo blanco, pastillas o cápsulas. El Éxtasis es una droga popular entre adolescentes en las discotecas porque es fácil de obtener en fiestas, discotecas y conciertos. Nombres comunes: XTC, X, Adam, E Consumo: El éxtasis se traga y a veces se inhala (“esnifa”). Efectos y Riesgos: Esta droga combina un alucinógeno con un efecto estimulante, haciendo que todas las emociones, tanto...
El consumo de drogas desde la perspectiva de la inteligencia emocional en la organización

El consumo de drogas desde la perspectiva de la inteligencia emocional en la organización

El consumo de drogas, y concretamente de alcohol, en el ámbito laboral, tiene una repercusión directa, no sólo sobre el rendimiento, sino también sobre la siniestralidad. Los principales factores de riesgo del consumo de drogas en el ámbito laboral, son de naturaleza organizacional y personal, por lo que las estrategias preventivas, han de tener en cuenta, estos factores. La Inteligencia Emocional, implantada como sistema dentro de las empresas, así como aplicada metodológicamente a las personas, es una herramienta muy útil para la prevención del consumo de drogas. A nadie se le escapa que formamos parte de una “cultura etílica”, que hace del alcohol, protagonista de sus festejos, sus celebraciones y sus remedios. El alcohol forma parte de los negocios, y se encuentra presente en la vida laboral. En las Jornadas “Droga, Alcohol y Trabajo, una perspectiva desde la seguridad y la salud laboral”, se concluyó que uno de cada tres accidentes laborales graves está relacionado con el consumo de alcohol y otras drogas. En dichas Jornadas, Gabriel Rubio, coordinador del Programa de Alcoholismo de los Servicios de Salud Mental del Distrito de Retiro, describió el perfil del alcohólico en el entorno laboral como varón de entre 25 y 40 años. Las drogas constituyen uno de los más importantes factores de riesgo laboral, y a este respecto, es conveniente mencionar lo categórica que se muestra la Organización Internacional del Trabajo: “Los adictos y los alcohólicos sufren más accidentes laborales que el resto de los trabajadores”. Cabría añadir que, el riesgo no sólo es para el propio trabajador adicto, sino que es extensivo a sus compañeros. Por todo ello, cabría incluir...